Previsión de temporal, aunque no de nieve, en Manzaneda

La Xunta cuestiona el modelo de gestión de la estación por el carácter público de la sociedad


Ourense

La sociedad que gestiona la estación de montaña de Manzaneda, Meisa, llegó a estar al borde de la quiebra hace ahora diez años. Fue entonces cuando se abordaron los primeros cambios en el accionariado de la compañía, que en ese momento tenía un 27,6 % de capital privado. Actualmente la empresa es totalmente pública salvo por un 0,62 % de sus participaciones, que están en manos de Oca Hotels, la empresa que se encarga del día a día de la estación de montaña. Es, precisamente, el modelo de gestión de esas instalaciones el que ha devuelto a Meisa al foco de la actualidad.

Pese a que la sociedad está participada de forma muy mayoritaria por capital público -la Xunta tiene un 49,65 %, la Diputación un 49,45 % y los concellos de Trives y Manzaneda un 0,14 % cada uno- en muchos aspectos sigue funcionando como una empresa privada. La semana pasada el BNG revelaba en el pleno de la Diputación ourensana que un informe del Consello de Contas censura la opacidad de Meisa. El organismo encargado de fiscalizar la actividad económica de las entidades públicas de Galicia aludía, precisamente, a que el carácter público de la sociedad la obliga a rendir cuentas, pero no lo hace.

El hecho de que la compañía tiene una participación mayoritaria de la Administración es también la razón por la que la Xunta propuso no prorrogar automáticamente el contrato con Oca Hotels para la gestión de las instalaciones, que vencía a finales de año. Aunque es José Manuel Baltar quien se sienta en la cabecera de la mesa del consejo de administración, la presidenta del mismo es Nava Castro, directora de Turismo de Galicia. Ella explicó en la última reunión de Meisa que informes jurídicos aconsejan sacar la gestión de la estación de montaña a concurso público.

Esa medida fue respaldada por el Concello de Trives, pero tanto la Diputación como el Ayuntamiento de Manzaneda votaron en contra. También se opusieron los consejeros de Oca, de modo que la propuesta no salió adelante, pero el hecho de que participasen en la decisión ha sido objeto de polémica. La Xunta ha anunciado por burofax a la sociedad que considera que el acuerdo es ilegal porque los representantes de la cadena hotelera no deberían haber votado en virtud del deber de abstención legal en asuntos en los que un consejero está directamente afectado.

Turismo de Galicia insiste, además, en que el acuerdo tampoco es aceptable por su propio contenido. El carácter público de Meisa exige un concurso para adjudicar su gestión, reitera Nava Castro en su burofax. Hay que recordar, por ejemplo, que la inversión de 4,5 millones de euros necesaria para instalar cañones de nieve que aseguren la práctica del esquí durante más tiempo fue exclusivamente pública. La adjudicación de ese proyecto se hizo, precisamente, a través de un procedimiento abierto, a imagen y semejanza de los que convoca la Administración. La ejecución de esas obras es, sin embargo, el argumento utilizado por la Diputación y el Concello de Manzaneda para facilitar la prórroga del contrato con Oca Hotels. Según Baltar, no es «oportuno» cambiar ahora la gestión de la estación. El BNG anunció ayer que preguntará sobre este asunto en el Parlamento gallego.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Previsión de temporal, aunque no de nieve, en Manzaneda