Celanova-Ginebra, en ruta al CERN

Alumnos de Bachillerato buscan la excelencia en Física con un plan multidisciplinar que ayer empezó a rodar


Ourense

Road to CERN. Suena a una de esas películas de carretera en las que la geografía longuilínea de las autopistas estadounidenses semeja un espejismo al futuro pero, en realidad, tal vez se parezca más a Ítaca, el viaje por excelencia, la quintaesencia de movimiento y búsqueda.

Road to CERN es una apuesta por el conocimiento, la propuesta del instituto de Celanova para mejorar el nivel en Física de sus alumnos de Bachillerato con un proyecto multidisciplinar que se marca como meta visitar, en el mes de junio, el Laboratorio europeo de Física de partículas (CERN).

Es la meta, pero no necesariamente el objetivo, matiza Celso Fernández, profesor en el instituto Celso Emilio Ferreiro y coordinador, con Irma Fernández, de la idea: «Non é visitar o CERN, é ir camiñando cara ao CERN e ir collendo as habilidades necesarias para chegar alí e entender o que é aquelo. Non se trata de chegar, plantarse alí e dicir si coa cabeza; é ir polo camiño e chegar alí ben preparado, non viaxar para chegar a un sitio senón ir coñecendo polo camiño».

En la trastienda de ese camino se acumulan horas de trabajo de los promotores de la idea, que fue presentada al plan de contratos programa de la Consellería de Educación dentro de la sección «Mellora do nivel de coñecementos para alcanzar a excelencia». Para su puesta en práctica recibirán de la Xunta 1.500 euros.

Suficiente, explica Celso Fernández, para financiar el desplazamiento y la estancia de ocho alumnos de Bachillerato de Ciencias hasta Ginebra los días 3, 4 y 5 de junio. El día 4 cursarán una visita al Laboratorio de 3 horas.

Mucho más que Física

Será uno de los hitos en esa carretera de conocimiento y acción, pero no el único ni, tal vez, el más importante.

Road to CERN

, de hecho, no es siquiera un plan exclusivamente dedicado a la Física. Los departamentos de Inglés, Francés, Música y Matemáticas se han implicado también.

«O da Física de partículas é moi complicado -abunda Celso Fernández- así que pretendimos organizar un paquete de propostas, que os rapaces cheguen á visita o máis preparados posible para comprender o que alí se fai, pero que traballen tamén o inglés e o francés para saber actuar na vida cotiá e que aproveiten para incorporar outros coñecementos».

En Ginebra visitarán el Museo de Historia Natural y asistirán a un espectáculo musical. Antes de alcanzar ese destino, se formarán con clases intensivas y específicas de idiomas, compartirán una clase magistral en Santiago con otros institutos de Galicia y Europa, alimentarán su propio bagaje documental recopilando materiales y asistirán a dos conferencias didácticas sobre Física de partículas. Una de ellas, al amparo de un programa de la Universidade de Compostela con los institutos gallegos, acercará a Celanova a Pablo González Regueiro, que disertará sobre los detectores de lo invisible.

Los alumnos dieron ayer el primer paso de ese camino al CERN participando en una conferencia de Carlos Pajares, exrector de la Universidade de Compostela y, actualmente, delegado científico de España en el Consello del CERN.

«É unha persoa de primeiro nivel -destaca Celso Fernández- que colabora desinteresadamente connosco e que se ofreceu para todo, con total dispoñibilidade. Así dá gusto!».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Celanova-Ginebra, en ruta al CERN