Lo más verde

María Teresa Rodríguez Vázquez
Maite Rodríguez EL ÁBACO

OURENSE

13 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La transición ecológica, si llegamos a disfrutarla, está comenzando a ser un parto largo y difícil. Primero, porque no está bien claro qué es energía verde. Teníamos como limpia a la eólica y ahora vemos que también puede tener repercusiones negativas sobre el territorio y hay grupos de oposición, respaldados más o menos por intereses políticos, a varios de los proyectos presentados para la provincia. No serán muy bonitos de ver los modernos molinos de viento pero las otras alternativas para producir energía tampoco son inocuas. Tenemos la provincia llena de pantanos, aunque quizás alguna empresa piense que puede caber alguno más, y eso no nos ha traído demasiada riqueza, quitando algunos aprovechamientos turístico-deportivo puntuales como en Castrelo de Miño, A Veiga o en As Conchas, antes de las cianobacterias. No todos esos parques eólicos serán necesarios y también tenemos que mantener montes libres de aerogeneradores, pero hay zonas, como el norte de Lugo y A Coruña, donde aprovechan las pistas que se han construido para estos parques eólicos para tener acceso a miradores impresionantes sobre las rías a los que antes no se podía llegar. Todo suele tener sus pros y sus contras. Pero o volvemos a iluminar nuestras casas con la luz del candil o habrá que plantearse que hay que ceder vistas para obtener energía. Lo que hay que exigir es que las empresas explotadoras no se lleven el beneficio y dejen el daño. Y que el gobierno defienda el territorio y nuestros intereses, pero algo habrá que hacer con los recursos naturales porque pasmar es lo más verde pero no genera riqueza.