El Camino, más vivo que nunca

José Luis Rodríguez Cid TRIBUNA ABIERTA

OURENSE

Santi M. Amil

28 jun 2021 . Actualizado a las 13:27 h.

Tras este horrible año y medio pandémico, nos alegra comprobar que el Camino se va reactivando con la llegada de peregrinos a Galicia por cualquiera de las rutas xacobeas establecidas para alcanzar Santiago de Compostela. La Oficina del Peregrino contabiliza desde enero a junio un incremento exponencial: de los 60 que arribaron el primer mes de este año, hasta los 9.006 que lo han hecho en el presente mes, una cifra que, además, ha duplicado las llegadas de mayo.

El Camino, aunque afectado también por la pandemia, sigue gozando de buena salud y desde asociaciones como la que presido nos encargamos de que así sea desde hace 30 años. Nuestro empeño ha sido siempre el de señalizar, cuidar, mejorar y dar a conocer la Vía de la Plata ? Camiño Mozárabe a su paso por la provincia, lo que nos llevó a iniciar los trabajos de señalización antes incluso del bum del Xacobeo 93; posteriormente vendrían el impulso para su reconocimiento y puesta en valor, y todas las acciones que hemos realizado estas tres décadas. Este trabajo ha ido enfocado a llamar la atención sobre el enorme potencial socioeconómico y vertebrador de este itinerario, una realidad avalada recientemente por el Consello Económico e Social de Galicia a través de su informe «Avaliación e análise do potencial do Camiño de Santiago ?Vía da Plata ?Camiño Mozárabe para o desenvolvemento sostible a escala local».

En esta labor, continua e incesante, realizada para colocar en el mapa este Camiño Mozárabe, hemos tenido siempre la ayuda inestimable de la Diputación de Ourense, que prosigue a nuestro lado con esta tarea, centrada actualmente en las actividades que desarrollamos en este Xacobeo ampliado a 2022. Confiamos, además, en que la ansiada llegada del AVE potencie también esta promoción que hacemos, y nos ayude a difundir la peregrinación de Pórtico a Pórtico, esto es, de Ourense a Santiago desde sus más famosas referencias catedralicias: del Paraíso a la Gloria. La alta velocidad será un pilar fundamental para poder hacer el Camino desde A Gudiña (garantizando los 200 kilómetros necesarios para ir en bicicleta o a caballo) o desde Ourense, que cuenta con la distancia mínima y obligada de 100 kilómetros para obtener la Compostela.