«Si la Universidad Popular de Ourense se traspasa, dejará de ser lo que fue»

Pablo Varela Varela
pablo varela OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Miguel Villar

Alumnos y docentes piden que se mejore la institución, con 110 años de historia tras de sí

20 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de 110 años de vida contemplan a la Universidad Popular de Ourense (UPO), donde dejaron su impronta figuras como Risco y Otero Pedrayo. Ahora, soplan vientos de cambio que amenazan con dar un vuelco al concepto original de la entidad, de competencia municipal. Hace un mes, el alcalde de la capital, Gonzalo Pérez Jácome, anunció que se estudiaban diversas alternativas para el funcionamiento futuro de este servicio, y apuntó a la posibilidad de que sea la Diputación, presidida por José Manuel Baltar, la que se haga cargo de su organización.

Según el Concello, a la Universidad Popular se destina una partida anual de 175.000 euros. «Pero casi el 70 % de esa cifra es aportada por los alumnos, con el pago por la matrícula en cada curso al que se apuntan», indica Aurora Pazos, inscrita por tercer año consecutivo en la UPO. Por cada módulo -este último año se ofertaron 140, el estudiante desembolsa 33 euros que van directamente a las arcas municipales. «Y siempre hay lista de espera, porque tiene demanda», agrega Pazos.

Cada año, a las puertas del verano, desde el Concello se ejecuta una convocatoria a personas y entidades que quieran impartir cursos. Suelen llegar unas 500 propuestas de índole variada: fotografía, cartografía, clases de danza, poda y jardinería... A partir de ahí, y en función de las preinscripciones, se determina a cuáles se les da luz verde. Es, en definitiva, todo un universo de formación, accesible y que en el último año captó a más de 3.000 inscritos. «A mí, y no solo a mí, nos supone una oportunidad de aprendizaje a lo largo de nuestra vida. La sociedad va cambiando, y necesitas adaptarte a esos cambios. En cierta forma, es una institución que garantiza de forma permanente una formación», agrega Pazos, docente que estudia un curso de restauración de muebles y otro de yoga.