Unanimidad política en Ourense para reivindicar mejoras ferroviarias

Pese a la crisis municipal, todos los grupos apoyaron la propuesta

Las medidas especiales por el coronavirus retrasaron unos minutos el inicio del pleno
Las medidas especiales por el coronavirus retrasaron unos minutos el inicio del pleno

Ourense

Son tiempos difíciles para la unanimidad en la política y la crisis del gobierno municipal no ayuda. Sin embargo, una iniciativa del BNG sobre el tren logró el consenso de todos los grupos políticos con representación en el Concello de Ourense, que este viernes celebró un pleno ordinario. El PP presentó una propuesta en la misma línea que también contó con el apoyo del resto de formaciones, salvo por el Bloque, que se abstuvo.

La iniciativa de los nacionalistas, la aprobada por unanimidad, reclama la reposición de las líneas suprimidas con el pretexto del coronavirus así como el abaratamiento de un 30 % en la línea Avant que conecta Ourense con Santiago de Compostela de A Coruña. La moción del PP se limitaba a la primera de esas reivindicaciones y el portavoz del BNG, Luis Seara, anunció su abstención al entender que la suya era «máis completa».

Y es que, pese a que todos los grupos coincidieron en las críticas a los servicios ferroviarios existentes en la provincia, los reproches fueron continuos entre unos y otros. Ambas iniciativas se debatieron conjuntamente y el primero en intervenir fue Seara, que empezó atacando al PP como «principais responsables do seu desmantelamento e privatización». Y añadió: «Vostedes comezaron a obra pero agora hai outros dispostos a continuala».

La portavoz del grupo popular, Flora Moure, se defendió y aseguró que «desde el PP siempre se ha abogado por un transporte público de calidad». Según dijo, los representantes de su partido en la Xunta, y también en el Congreso y el Senado, insisten reiteradamente en la reivindicación de mejoras. Además, acusó al PSOE de utilizar la pandemia como una «coartada» para recortar servicios en Ourense.

El encargado de fijar la posición del grupo socialista fue, en este caso, el concejal Javier Rey. Según dijo, al contrario de lo que hacían los diputados y senadores del PP cuando gobernaba Mariano Rajoy -«que facían seguidismo sen ningún tipo de crítica»- los parlamentarios del PSOE están trabajando «desde o minuto un» para exigir la reposición de los servicios suprimidos. Rey avanzó que se reunirán la próxima semana con el presidente de Renfe y «se fora necesario» lo harán también con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Este asunto permitió a Telmo Ucha estrenarse como interviniente en los plenos. En nombre del gobierno municipal encabezado por Gonzalo Pérez Jácome, agradeció la preocupación por este asunto pero aventuró que «nas vindeiras eleccións isto quedará para o esquecemento». Laureano Bermejo, de Ciudadanos, acusó a Renfe de preocuparse únicamente por su «delicada situación económica».

Durante el debate, se hizo referencia al anuncio de esta semana de la suspensión de la venta de billetes en las estaciones de A Rúa y O Barco de Valdeorras. Precisamente, el delegado de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, visitó la primera localidad este viernes y se reunió con su alcalde. Desde allí lamentó el «desmantelamento» de los servicios ferroviarios en la provincia.

Apoyo al sector hostelero

Entre los asuntos debatidos en el pleno de este viernes destaca una moción de Ciudadanos, matizada con una enmienda del PP, que reclama medidas de apoyo para el sector hostelero, especialmente para el centrado en el ocio nocturno. Entre las propuestas aprobadas, está la de estudiar la posibilidad de dar licencias temporales que les permitan abrir en las mismas condiciones que bares y cafeterías. La iniciativa la apoyaron también DO (los díscolos y los fieles a Jácome). PSOE y BNG se abstuvieron.

Investigación para aclarar por qué desapareció un expediente de Urbanismo

La desaparición de documentación de un expediente sobre la edificación anexa a la iglesia de San Francisco, en el parque de San Lázaro, desembocará en la creación de una comisión de investigación. Así fue acordado en el pleno celebrado este viernes por la corporación municipal. La propuesta partió del BNG y fue apoyada por el PSOE y por los tres miembros del gobierno encabezado por Gonzalo Pérez Jácome.

En nombre del ejecutivo habló Armando Ojea, que destacó que «a transparencia é fundamental». La hasta hace unos días concejala de Urbanismo, Sonia Ogando, del Partido Popular, recordó que este asunto está judicializado y destacó que su departamento funciona «infradotado de medios humanos y materiales». Desde su punto de vista, «no hay mejor comisión de investigación en estos momentos que la que pueda hacer el órgano judicial». Por ese motivo, el PP votó en contra, al igual que los díscolos de DO. Ciudadanos se abstuvo.

La renovación de los contenedores subterráneos, aplazada hasta noviembre del 2021

El portavoz del BNG aprovechó el turno de ruegos y preguntas del pleno de este viernes para interesarse por algunos proyectos pendientes del gobierno local, empezando por los contenedores subterráneos. Después de años clausurados por motivos de seguridad, el programa electoral de Democracia Ourensana prometía dar una solución a este problema en noventa días, pero aún habrá que esperar a noviembre del 2021. Esa es la fecha que dio Gonzalo Pérez Jácome en respuesta al Bloque. Según dijo, el coste previsto para la sustitución de los contenedores es de un millón de euros, pero no dará tiempo a adjudicar los trabajos antes de terminar este año. «Es imposible de forma legal hacerlo antes», argumentó.

Jácome también había prometido abrir la Plaza de Abastos de A Ponte en el mismo plazo, es decir, en noventa días, pero también sigue cerrada. En este caso, según dijo, la licitación está pendiente de un informe técnico. El proyecto dará especial protagonismo a un servicio de restaurante y se licitará en el plazo de «quince días, un mes», afirmó.

Toda la oposición, en contra del centro de inteligencia artificial en La Molinera

El gobierno a tres que lidera Gonzalo Pérez Jácome comprobó su falta de apoyos en el debate de una moción del PSOE sobre La Molinera. Los socialistas proponían que ese edificio no sea la sede del centro de inteligencia artificial, tal y como anunció el ejecutivo. La iniciativa fue respaldada por los dos grupos que ya estaban en la oposición -BNG y Ciudadanos- y por los que se han incorporado tras la ruptura del gobierno local: los díscolos de DO y el PP. Especialmente elocuente fue el popular Jorge Pumar, ex teniente de alcalde. Él fue quien puso en marcha La Molinera y achacó el proyecto del centro de inteligencia artificial a que Jácome siempre vio el inmueble «como un recinto para jugar». Además remarcó el gasto de 205.000 euros que suponen los sueldos del director general y de los asesores contratados por el alcalde.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Unanimidad política en Ourense para reivindicar mejoras ferroviarias