Linares

Luis Manuel Rodríguez González
Luis M. Rodríguez A BOTE PRONTO

OURENSE

01 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La ciudad jienense de Linares refleja olivos, paisajes que la rodean al pie de la Sierra Morena y ajedrez. Aquel empeño que defendió con fervor el ya fallecido Luis Rentero dio a conocer a nivel mundial emplazamientos como el del Hotel Aníbal o el Teatro Cervantes, siempre alrededor de un tablero en blanco y negro, con 64 escaques. Y es que los sueños a veces se cumplen, sobre todo si un emprendedor cree en ellos.

Por aquellos sobrios salones dedicados al deporte ciencia pasaron personajes que resuenan incluso en oídos que nunca han recibido comentarios sobre una partida de ajedrez. Aquel rebelde Boris Spaski, el sesudo Anatoli Karpov, el súper clase Gari Kasparov y otros campeones mundiales de la época. El enclave andaluz también fue pionero en acercar a los medios de comunicación un deporte del que algunos renegaban.

Aún así, la pela es y será la pela -que se decía antes del euro- y hay otros espectáculos más rentables que se llevaron las asignaciones en tiempos de crisis. Con todo, la federación nacional no dudó de que sería un escenario pintiparado para sus campeonatos de España, incluido el absoluto. Ya había sido sede de algún otro, pero la nueva era se inició en 2013 y el vencedor fue un ourensano de 22 años, Iván Salgado. Superó entonces a un Miguel Illescas que sumaba ocho títulos a sus espaldas.