«En un derbi, pasase lo que pasase en la ida, peleas por algo bonito»

Iago Blanco y Adri Castro, criados en el fútbol coruñés, son los máximos goleadores de UD Ourense y Ourense CF

Jacobo Rodríguez
Ourense / La Voz

El año pasado, con el Laracha todavía bajo el convenio de filialidad con el Deportivo, en el frente de ataque del conjunto de Óscar Gilsanz corría a los espacios Iago Blanco. En el área, mientras tanto, aguardaba Adri Castro. Al equipo bergantiñán lo condenó el prematuro descenso del Fabril, pero la sociedad de ambos no pasó inadvertida en la categoría. Ahora, con ocho y diez tantos respectivamente, los dos lideran la tabla de goleadores en la UD Ourense y Ourense CF, que este sábado se miden en el campo de O Couto en un duelo de altos vuelos.

Iago, de 26 años y criado en la base del Montañeros y el Atlético Arteixo, llegó a orillas del Miño apenas dos días antes de que comenzase la pretemporada. El año pasado, varias lesiones laminaron su participación y en Ourense ha encontrado más continuidad. En el derbi de ida no pudo jugar y su ilusión es precisamente llegar a este, si su catarro le da una tregua. «Tenemos la espina clavada del 4-0 en la primera vuelta y cuando vas al campo lo haces con ese plus», dice.

Adri, uralista de corazón y formado en el Deportivo, está en la recta final de su vínculo con el conjunto coruñés, que concluye este verano. Desembarcó cedido en el Ourense CF casi con la temporada empezada, se sobrepuso a un problema inicial en los isquiotibiales y, desde entonces, lo ha jugado todo. Para él es su primera experiencia jugando lejos de casa. «Y hay diferencias. En el Dépor, por ejemplo, lo tenías todo. Y en el Laracha maduré mucho como jugador, porque te encuentras con el fútbol real». En aquel vestuario, el consejo al oído cuando venía una mala racha se lo brindaba un veterano como Javi Angeriz. Ahora, lo hace otro como Portela.

El ambiente de O Couto

Pepe Veira, el utillero de la UD, caminaba de punta a punta del campo este viernes mirando con detenimiento el césped. El invierno hizo algo de mella, pero durante la semana se realizaron trabajos de cuidado para que el verde llegase en las mejores condiciones posibles al partido.

Pero el otro duelo se juega en las gradas. «Su afición nos va a apretar y el encuentro va a ser competido», prevé Adri. El Ourense CF no pierde de vista al Compostela, que lidera la tabla. De hecho, Adri intentó convencer a su amigo Bicho para que se sumase a él en vez de recalar en el líder, como finalmente pasó. Y la UD, tras un inicio titubeante, se ha enganchado al tren de cabeza con el punto de mira en los puestos que dan acceso a la fase de ascenso. Del Barco, que tiene un partido menos, solo les separan cinco puntos.

«En un derbi, pasase lo que pasase en la ida y llegues en la posición que llegues, peleas por algo bonito», añade Adri. Para él, llega en un buen momento. El pasado miércoles, marcó dos goles ante el País Vasco en la Fase Final Nacional de la Copa de las Regiones UEFA, a la que fue convocado por Galicia. Pero él, competitivo hasta en los rondos, quiere más.

Iago, que siempre exploró su ubicación ideal a medio camino entre la punta de lanza y las bandas, pone como ejemplo el hambre de Cristiano Ronaldo como inspiración para ir a por más. «Sabemos que para la afición tiene mucha importancia», razona. Tras él, es un viejo rockero como Rubén Durán el que asume la carga de sumar goles para el equipo. Lleva cuatro. Pero además, Durán es la figura que vertebra un vestuario que no olvida el pasado del extinto CD Ourense.

El factor individual

«Durán y Hugo, por lo que fueron y son para el club, son referencia», dice Iago. Adri, cuando llegó, se topó con los galones de Portela y Renan. Pero en los derbis, donde nunca falta el oxígeno ni en el minuto 90, se mira de reojo la capacidad individual en la línea de tres cuartos. Y ahí, bailarines del balón como Marquitos o Pibe pueden decantar la contienda. «Yo apuesto por un 2-1», dice Iago. Adri se decanta por un 0-2. Pero como suele ocurrir en estos casos y decía Iago, «en un derbi nadie sabe qué va a pasar».

Dos equipos en una línea positiva y un gran ambiente en las gradas

Un derbi más, el cuarto en la Tercera División, con mucha rivalidad deportiva y con ganas de revancha tras el 4-0 endosado por el Ourense CF a la UD Ourense en la primera vuelta. Así se presenta el choque de esta tarde en O Couto (18.30 horas), que volverá a ser el epicentro del fútbol de la provincia de Ourense con el esperado reflejo en las gradas.

En lo meramente deportivo, ambos equipos llegan en un buen momento de forma, con aparente menos diferencia que en la primera vuelta. Los de Fernando Currás, aunque con los tres últimos empates cortaron su progresión hacia la cuarta plaza, se encuentran en un buen nivel de juego y muy fiables como locales, donde no pierden desde el 15 de septiembre.

Por su parte, los de Fran Justo, virtualmente clasificados para la promoción de ascenso, solo perdieron dos partidos en toda la temporada y siguen en su lucha con el Compostela por el liderato y el título de la categoría en liga regular. Cuatro victorias consecutivas abren una nueva racha victoriosa, siendo el segundo equipo con menos goles encajados y con más goles a favor. Por todos los condicionantes se espera un partido lleno de intensidad igualdad y en el que se decida por pequeños detalles.

Colorido en las gradas

Los más de 2.000 espectadores que viene siendo la media de cada uno de estos derbis, debería mantenerse hoy, aunque la coincidencia de horarios con el partido del COB, por motivos todavía sin explicar, puede afectar a esta cita referente del deporte en la ciudad ourensana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«En un derbi, pasase lo que pasase en la ida, peleas por algo bonito»