Un voto decide


La importancia de que una persona vaya votar el día de las elecciones se ha manifestado recientemente en los comicios regionales del estado de Turingia en Alemania. Ahí el pasado 27 de octubre la AfD (Vox de Alemania) quedó segunda fuerza parlamentaria, mientras que lo equivalente a Izquierda Unida fue la fuerza más votada. La incertidumbre estaba con el FDP (Ciudadanos, para entendernos), dado que la ley electoral alemana establece un mínimo del 5 por ciento de los votos emitidos para entrar en el parlamento. Pues después de recontar, requerecontar y supervisar los votos por correo, al final de la noche electoral quedaba en que por 5 votos entraba el partido liberal en el parlamento de este estado federado de la Alemania Oriental. Pero como hubo reclamaciones se procedió otra vez al recuento en la junta electoral central de Turingia y quedó el tema en 3 votos de salvación. No contentos con el tema, los de la ultraderecha recurrieron al TSJ, y finalmente, por ¡un solo voto!, la papeleta de un ciudadano o ciudadana desconocida fue decisiva para que los liberales permanecieran en el parlamento. Si ese día esa persona anónima no hubiera decidido a depositar su sobrecito en la urna, hoy los liberales estarían fuera del parlamento. Los programas de humor político de la televisión alemana ya están haciendo campaña en plan ¿Quién sabe dónde? para localizar a ese vecino ejemplar y fiel votante (o un indeciso de última hora) del Partido Liberal para premiarle y hacerle un reconocimiento público. Hasta la fecha de hoy se mantiene tan escondido como si fuera un acertante de 100 millones en la lotería.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un voto decide