«Donar es el acto supremo de generosidad; y mi hermano era así»

El militar José Antonio Alonso será homenajeado por Amigos de Galicia en reconocimiento por haber donado todos sus órganos


verín / LA VOZ

La Fundación Amigos de Galicia entregará el sábado en el auditorio de Verín el XXXII Grelo de Ouro a las entidades relacionadas con la donación de órganos y sangre. El tributo se verá personificado en el finado general José Antonio Alonso Miranda, uno de los patronos de la entidad y natural del pueblo verinense de Mandín. Alonso falleció repentinamente hace dos meses a los 63 años y donó todos sus órganos, que posibilitan ahora la pervivencia o una mejora sustancial de la calidad de vida de varias personas. Alonso Miranda tuvo una brillante carrera militar. Fue jefe de la Brilat entre 2009 y 2013 y estuvo a su mando en Afganistán. Vivió buena parte de su niñez y juventud en la villa verinense. Formó parte de una familia de cinco hermanos, casi todos ellos vinculados al mundo militar, incluido otro general. Uno de ellos, Julio, que también ocupó altos puestos en el escalafón castrense, destaca el valor humano del homenajeado.

-¿Cómo fue su infancia?

-La pasamos en Mandín. Nuestro padre era militar y nuestra madre maestra del pueblo, durante 17 años. Ser de aldea contribuyó a impregnarnos a todos los hermanos -cuatro varones y una fémina- de valores como la solidaridad, la humildad o el espíritu de sacrificio, propios de gente de pueblo. Todos nos hemos esforzado en la vida, aprendimos a asumir el trabajo duro y los retos difíciles. Pienso que eso es algo que aprendimos desde pequeños.

-¿Qué destacaría de la trayectoria militar de su hermano?

-Fue un militar que llegó a lo más alto a base de esfuerzo y tesón. Estuvo en la Academia General Militar en el año 1973. Luego fue a la Legión, en 1978. Se integró más tarde en puestos de gran responsabilidad como en el gabinete del JEME (Jefatura de Estado Mayor Ejército de Tierra) y en el cuarto militar de la Casa del Rey en época de Don Juan Carlos. Posteriormente estuvo en Bosnia y Afganistán con la Brilat, un puesto que le hizo muy feliz y del que guardaba muy gratos recuerdos. Ya en la reserva, fue jefe de seguridad de El Corte Inglés para Asturias y Galicia.

-¿Cuándo y por qué fue patrono de la Fundación Amigos de Galicia?

-Sucedió cuando pasó a la reserva, en el año 2013. Él deseaba colaborar con una asociación altruista como es esta y no dudó en arrimar el hombro en las iniciativas que promovía la Fundación Amigos de Galicia.

-¿Cómo era su hermano a nivel personal?

-Era una persona de un enorme carisma personal y de una gran voluntad de esfuerzo, y muy decidido. Tenía dotes de liderazgo naturales. Con 16 años asumió la dirección de la organización de las fiestas del pueblo y fueron de las mejores que se recuerdan. Luego, como militar, esas características le ayudaron a llegar donde llegó, a ocupar puestos muy importantes. Era un hombre comprometido con sus semejantes a nivel personal y profesional.

-¿Por qué decidió donar sus órganos?

-Creo que donar es el acto supremo de generosidad hacia los demás. Y él era así. Lo había hablado previamente con la familia, ya que había tenido algunos problemas serios de salud, pese a que siempre estaba al pie del cañón. Todos sus órganos fueron para otras personas. Ese era su deseo expreso.

-¿Cree que la ciudadanía debería seguir el ejemplo de su hermano como donantes?

-Sin duda. Pese a que hay muchas personas que muestran un cierto recelo a la donación, tal vez por falta de información, creo que es algo muy necesario. El reconocimiento de la Fundación Amigos de Galicia del Grelo de Ouro a todas esas entidades, que a veces pasan por problemas de financiación, es una iniciativa muy loable.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Donar es el acto supremo de generosidad; y mi hermano era así»