El Negro


Me paso alguna semana de fecha, pero estos días visioné mucha NBA y los excesos se pagan. Lo digo, porque ver baloncesto norteamericano me llevó a recordar la muerte del genial Andrés Montes. El pasado octubre se cumplieron diez años de su deceso y, mientras veía a LeBron con la camiseta de los Lakers, recordaba aquellos «Ratatatatata» que sonaban tan estridentes de madrugada.

Además, como soy tan propicio a darle vueltas a las cosas, fui hilando recuerdos hasta caer en la cuenta de que el Negro fue quien bautizó como «tiki-taka» aquel estilo «jugón» del fútbol español y el mismo que nos despertaba de un partido aburrido con su histriónico «¿dónde están las llaves, Salinas?».

Andrés vivía el deporte con pasión y no son pocas las historias apasionadas que me tocó ver de cerca en O Couto. En sus gradas se derramaron lágrimas por el adiós del Club Deportivo Ourense y buena parte de esa afición sigue volcada en los designios de la Unión Deportiva. Alrededor del balompié no se puede ser siempre feliz, porque unas veces se gana y otras se pierde, pero es necesario aprender de los errores más que ser derrotista y tener los pies en el suelo en época de vacas gordas.

Por aquello de los vasos comunicantes, si los rojillos palidecen en la tabla, se fijan más en los éxitos del líder Ourense CF. Pero en un vestuario no se rinden y en el otro tampoco se pavonean, doy fe. Les toca seguir arreando a todos. Por un lado, Rubén Arce está de vuelta y, por el otro, nadie les quita lo bailado -ni los 28 puntos-, así que como diría el Negro: «La vida puede ser maravillosa». Toda una declaración de intenciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Negro