La importancia de valorar


Ourense

Cuando era una niña mi madre compraba cada semestre dos abonos culturales -en aquel momento, que no hace tanto vaya, incluían los espectáculos del Auditorio y del Principal-. Uno para ella y otro para mí. Lo odiaba. Detestaba dedicar muchos de mis fines de semana a lo que consideraba encerrarme, estar callada y escuchar. Pronto cambió la situación, como imaginaréis. Lo que sí me gustó desde el principio fueron las galas de inauguración del Festival de Cine. Toda la parafernalia, de la que por supuesto yo también participaba emperifollándome con la mayor ilusión; conocer de cerca a los actores; entender el razonamiento de directores; y ver películas internacionales antes que nadie. Recuerdo emocionarme de forma especial cuando recogían un premio o presentaban su trabajo ante centenares de personas que aplaudían y mostraban absoluta admiración. Lloraba, y aún a día de hoy lloro, sin poder evitar hacerlo, pensando en lo increíble que debe resultar sentir el reconocimiento público a días y días de esfuerzo y de ilusión. La gratitud me conmovía y me conmueve. Supongo que el tema va más allá y tiene que ver con la valoración positiva. Algo fundamental para mí. En una sociedad más centrada en los defectos y en los errores, qué maravilloso es sentir que se reconoce lo bueno y lo bien hecho. Por eso estos días voy por la vida extasiada de trabajo, porque llegar a todo -y a todos- es imposible, pero que no se pierdan las ganas de intentarlo. También ando emocionada y orgullosa de ver gente completar las salas. Así que espero que el reconocimiento del OUFF llene siempre los cines y no el ego de unos cuantos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La importancia de valorar