Los nuestros


Aún nos falta fútbol. Esa eterna Segunda División que no decide algunas cuestiones muy importantes hasta su conclusión. Las fases de ascenso e incluso las de descenso. El mercadeo de jugadores, que se inicia cuando las habichuelas no están del todo cocidas. Y todo sin olvidar que este orbe del balompié, cada vez más globalizado e inexplicable, a causa de su digitalización, se nos escapa de las manos en muchos de sus detalles.

Eso sí, la Tercera División llegó a su fin para nuestro cuarteto provincial y aunque el sueño de la promoción se nos escapó entre los dedos, el balance solo puede ser notable para todos ellos, por no decir sobresaliente. ¿O es que le podemos exigir mucho más al Centro de Deportes Barco? A un gol del sueño se quedaron los de Manolo Pérez. Al menos, la gloria se la quedó uno de los nuestros, porque el exourensanista Antonio Fernández se siente orgulloso de su etapa en O Couto, mientras crece como gran entrenador en el Alondras.

También rozó el palo el tiro del Ourense CF de Fran Justo, que casi repite la hazaña del ascenso a Tercera, con nueve triunfos consecutivos en su espectacular final. Ni las graves lesiones los tumbaron en su afán competitivo.

Aunque la Liga se le hizo larga a la UD Ourense, la nueva marca del sentimiento rojillo cuajó en la categoría. El modelo de fútbol popular analiza ahora sus opciones de continuidad o el paso al profesionalismo. Se verá en breve.

Por último y no menos importante, el Arenteiro dio callo con su suspense habitual, pero es que el peligro de descenso terminó manchando a siete. Aún así, Espiñedo es de Tercera, por méritos propios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los nuestros