A su manera


Es una de esas muletillas que, por gratuitas, son de fácil apropiación. «Como no puede ser de otra manera», enfatizan unos y otros. Convengamos en que es un recurso facilón, como ese «evidentemente» con el que tantos se reafirman. Nicolás Sartorius, en una reciente entrevista en el XL Semanal, la ve como una «frase estúpida» que, precisamente por serlo, merece cita en su obra «La manipulación del lenguaje. Breve diccionario de los engaños». Quienes la usan, según cree, «en realidad quieren decir ‘lo que yo digo va a misa’». Un exalcalde de Maceda, Xavier Oviedo, ha decidido abandonar CxG, normal, por otra parte, en sintonía con su currículo. Le duele el alma, según ha transmitido en un comunicado, renunciar a la condición de concejal, pero, como precisa, la coherencia y la transparencia lo obligan, cree él que porque ‘no puede ser de otra manera’. Francamente, lo que se dice poder, sí que podía ser de otra manera. Podía irse sin más, un suponer. O podía tomarse un período de reflexión para valorar su trayectoria y ver si le queda algo por hacer a la sombra de una bandera. O dedicarse a la huerta, con sus lechugas y sus tomates. ¿Que ya está hablado y de lo que se trata es de soltar lastre ante la perspectiva de abrazar otras siglas? ¡Acabáramos! Sí podía ser de otra manera. Siempre puede ser. Como de otro modo se podía haber gestionado la extemporánea salida de Pachi Vázquez, o la proclamación de candidatos por parte de algunas formaciones políticas, cuyo objetivo no parece otro que el abismo. ¿De otra manera? Casi siempre, con amplitud de miras y sabiendo que el mundo, en general, es anterior a la existencia de uno mismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A su manera