Limosna 4.0


Váyanse olvidando del tradicional cepillo con bolsita a la hora de la misa dominical. Próximamente las limosnas serán con tarjeta de crédito hasta un máximo de 20 euros sin necesidad de recordar el PIN. El nuevo cepillo será como las terminales que les traen los camareros en un restaurante a la mesa, por lo tanto el sonido de los pling, pling de las moneditas tienen sus días contados. Al menos está es la pretensión de la jerarquía católica germana que quiere aplicar el pago online entre sus fieles al comienzo del próximo adviento. Esto implica también ciertas reformas en las iglesias, en este caso tener una conexión segura a la red. La iglesia luterana de Suecia ya desde el año 2009 tiene en los recintos de sus centros religiosos una especie de cajero donde los fieles pueden hacer donaciones con tarjeta o transferencia digital sin necesidad de llevar monedas o billetes. Como contraprestación la transacción es registrada como donación a efectos de la Agencia Tributaria. El resultado hasta ahora ha sido muy positivo: antes, los feligreses dejaban una media de 2 euros en monedas por persona, pero con el uso de la tarjeta parecen ser más generosos, y las aportaciones crecieron una media de 20 euros por cabeza. Incluso las mezquitas suecas ya se han apuntado a la nueva modalidad tecnológica de aportar. Algo se está moviendo en las diversas confesiones. Lejos quedan aquellos tiempos iniciales del Segundo Libro de los Reyes que hacía referencia a un sacerdote que tomó una caja, perforó un agujero en su tapa y la colocó junto al altar a la derecha de la entrada al templo del Señor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Limosna 4.0