La Xunta inicia el expediente para declarar Castromao como BIC

El espacio estará catalogado en la categoría de zona arqueológica

.Castromao será declarado BIC
Castromao será declarado BIC

La Consellería de Cultura ha iniciado el expediente para declarar Castromao (en Celanova) como Ben de Interese Cultural en la categoría de zona arqueológica. Mientras no se gestione la tramitación, que deberá resolverse en el plazo máximo de 24 meses, el espacio contará con el régimen de protección que establece la Lei de Patrimonio Cultural de Galicia para los BIC.

Según los informes previos elaborados sobre el castro, el yacimiento tiene un «un indubidable valor histórico e arqueolóxico de carácter sobranceiro», explican desde Cultura. Su valor cultural se justifican, argumentan, en su importancia histórica, su potencial científico y su carácter representativo como uno de los asentamientos castrenses más antiguos de Galicia. La zona presenta una larga evolución desde inicios de la Edad de Hierro hasta la época Galaico-Romana, y se ha documentado una ocupación continua desde el siglo VII antes de nuestra era al II / III después de Cristo, que se prolonga a través de la Edad Media hasta la actualidad. «Este espazo ilustra en consecuencia a evolución da sociedade, o poboamento e a paisaxe entre a Protohistoria e a Idade Media neste contexto xeográfico», añaden desde Cultura.

La zona arqueológica comprende un conjunto de bienes de diferente naturaleza situados en lo alto y las laderas del coto en el que se localiza el castro de Castromao. Todos los bienes están relacionados espacial y cronoculturalmente con el castro, de manera que, en conjunto, configuran una zona arqueológica en la que los diferentes ámbitos ilustran la evolución y la dinámica de ocupación continuada desde la Edad de Hierro.  

«A importancia histórica de Castromao vén avalada pola súa identificación como o oppidum de Coeliobriga, capital do pobo prerromano dos Coelerni, citado na Tábula Hospitalis atopada durante as escavacións de 1970 dirixidas por Xesús Ferro Couselo e Xaquín Lourenzo Fernández», relatan desde la Xunta. Y añaden: «Este documento dá conta do pacto asinado no ano 132 d.C. por este pobo cun prefecto romano. Este achado, xunto coa mención no Padrão dos Povos e outras referencias, xustifican que os investigadores identifiquen Castromao con Coelobriga, sendo a tábula, un documento arqueolóxico único e de singular relevancia histórica». Desde las primeras menciones de Barros Sibelo en 1875, pero en especial a partir de los años 60, Castromao fue objeto de sucesivas intervenciones arqueológicas que incluyeron excavaciones, restauraciones y consolidaciones para su puesta en valor. El interés científico de los materiales y la información proporcionadas por estas actuaciones justifican, según Cultura, que sea un referente para la investigación arqueológica gallega.

La declaración de zona arqueológica alcanza la totalidad de los vestigios y registros vinculados a Castromao, incluidos los bienes inmuebles, muebles, inmateriales y las evidencias materiales de carácter arqueológico y paleoambientales existentes en la superficie y el subsuelo. Abarca también un catálogo de elementos patrimoniales vinculados, entre los que destacan un petroglifo, hórreos, un cruceiro, las ruinas de una capilla situados en el propio castro; un área arqueológica potencial situada al oeste; un epígrafe romano encajado en la casa rectoral de Castromao; y un conjunto de elementos representativos de la arquitectura popular de ese núcleo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta inicia el expediente para declarar Castromao como BIC