Impurezas y colores

Manuel Luis Casalderrey
Manuel-Luis Casalderrey RINCÓN ABIERTO

OPINIÓN

28 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El bloque central de la tabla periódica de los elementos químicos se conoce como el de los metales de transición. Lo forman los metales más usados en la industria. Todos, excepto el mercurio (Hg), son sólidos y tienen una dureza elevada. Muchos de los metales de transición infunden colores característicos a sus compuestos. Casi todas las sales de cobalto y manganeso son rosas. Casi todas las sales de cobre son de un azul intenso o azul verdoso. Casi todas las sales de hierro tienen color verde pálido. Las sales de níquel son de un verde más intenso.

Además, con cantidades ínfimas (impurezas), los elementos de transición dan a muchas gemas sus colores característicos. El corindón, óxido de aluminio, es incoloro. A partir de el, añadiendo distintos átomos (impurezas), se forman los zafiros, que son coloreados. Si unos pocos átomos de cromo reemplazan a otros tantos de aluminio, el corindón se convierte en rojo-rubí. Con impurezas de titanio da un color azul intenso. Con hierro ferroso (valencia 2) aparece el color verde. Con impurezas de hierro férrico (valencia 3), el color es amarillo.

Con impurezas de vanadio, el corindón se parece a la alejandrita (tiene distinto color a la luz natural y a la artificial) y alterna su color entre el rojo (a la luz artificial) y el verde (a la luz natural).