Fiesta y gigantes

José Francisco Sánchez Sánchez
Paco Sánchez EN LA CUERDA FLOJA

OPINIÓN

MARCOS MÍGUEZ

25 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Este diario trajo ayer muchas y muy buenas fotos de la noche de San Juan y las fui remirando con calma, porque todas contaban algo. Me paré largamente en una de la playa de Riazor que parecía pintada por Marcos Míguez con luces de Goya y colores de Velázquez. Me recordó un cuadro de guerra que no fui capaz de concretar. En la arena había una multitud de gente joven, había hogueras y banderas, pero faltaban armas y odios, al menos a la vista. En la edición digital, una persona comentaba que daba vergüenza que «con la que está cayendo» se diera tanta importancia a las hogueras. No sé si se dirigía contra el tratamiento editorial o contra los protagonistas de la fiesta. Me apenó. La fiesta es muy importante —recomiendo el ensayo ya clásico de Josef Pieper— y los jóvenes, mucho más. Me acordé entonces del mejor mensaje que he leído esta semana en las redes.

Lo escribió un profesor universitario, Francisco Javier Pérez Latre (@PerezLatre), y dice así: «Es vital que los que nos dedicamos a la formación estemos convencidos de que los jóvenes no son el problema, sino la solución. Necesitamos su entusiasmo, su alegría y su ilusión por construir un mundo mejor». Si les falta entusiasmo, alegría e ilusión por construir un mundo mejor, casi siempre la culpa será nuestra, que no habremos sabido infundirles esas aspiraciones, quizá porque no las tenemos o porque hemos renunciado a transmitir lo que trabajosamente nos legaron otros, de modo que, queriéndolo o no, los hemos arrojado desde los hombros de los gigantes en los que nosotros íbamos subidos.

Y ya se sabe que, por muy pequeño que sea alguien, encaramado al cuello de un gigante ve más lejos que el propio gigante.