La tormenta perfecta

Breogán Porta Macía SOCIO DEL SECTOR DE BANCA EN MAZARS

OPINIÓN

Luis Tejido | EFE

18 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Bienvenidos a la nueva normalidad. Esta es la frase que se repite en el mundo post-pandemia, pero, si lo trasladamos a las cifras de inflación actuales, tenemos que asumir que la subida de los precios de productos y servicios para todos los hogares y empresas españolas no es coyuntural, sino que nos enfrentamos a un cambio económico estructural.

¿Hemos tocado techo? Pues, como decimos en Galicia, «depende». En concreto, de cómo se resuelvan los diversos acontecimientos macroeconómicos y que confluyen en dos aspectos: la oferta es inferior a la demanda y en el incremento notable de los costes de producción. Estos factores, combinados, generan una tormenta perfecta para catapultar la inflación de cualquier país.

El primer acontecimiento es, sin duda, la invasión rusa en Ucrania, que ha afectado notablemente a los precios de la energía, combustibles fósiles y materias primas (que ya venían en ascenso previamente al conflicto), principalmente por miedo al desabastecimiento, sabiendo que, con permiso de Arabia Saudí, Rusia es el segundo exportador de gas y petróleo del mundo.