Opérate «con vista»

Francisco Gómez-Ulla de Irazazábal DIRECTOR MÉDICO DEL INSTITUTO OFTALMOLÓGICO GÓMEZ-ULLA. CATEDRÁTICO DE OFTALMOLOGÍA

OPINIÓN

MABEL RODRÍGUEZ

01 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Quien más quien menos ha oído hablar alguna vez de la cirugía refractiva. Esta operación para corregir defectos de la visión como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia comenzó a realizarse hace ya 30 años en pacientes con problemas de enfoque a lo lejos o de cerca.

Esta técnica supuso una gran revolución oftalmológica, ya que nos permite lograr que un paciente vuelva a ver sin necesidad de usar gafas ni lentillas en tan solo 15 minutos. Este es el tiempo que dura la intervención ambulatoria que se realiza para corregir los defectos refractivos de la vista de forma indolora, sin necesidad de hospitalización y usando únicamente anestesia con gotas.

Los resultados son inmediatos. El paciente comenzará a notar mejoría en la visión al día siguiente de la intervención, por lo que la recuperación es muy rápida. Siempre bajo la supervisión médica correspondiente, ya que deberá realizarse una consulta de seguimiento en los primeros días.