El fútbol es así; y el Congreso también

Erika Jaráiz Gulías PROFESORA DEL DEPARTAMENTO DE CIENCIA POLÍTICA Y SOCIOLOGÍA Y MIEMBRO DEL EQUIPO DE INVESTIGACIONES POLÍTICAS DE LA USC

OPINIÓN

Cézaro De Luca | Europa Press

05 feb 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El fútbol es así, diría Valdano; y con esa sencilla pero contundente explicación daría por terminada la sesión parlamentaria y empezaría a pensar en el siguiente partido. Y lo mismo debió pasar por la mente de Meritxel Batet cuando, en pocos segundos, pasó de anunciar la no convalidación del real decreto de la reforma laboral a, sin explicación alguna, proclamar su convalidación.

Y entonces comenzó la batalla de la agenda; quién imponía la semántica con la que se iba a denominar lo que allí había sucedido; quién construiría mejor el framing en el que tuvieran sentido las interpretaciones de los ciudadanos.

En el PSOE, el cambio de voto de UPN los había cogido en las batuecas; para el PP la macrosorpresa de la jornada se les derrumbaba por el error de un parlamentario; pobre hombre, la que le espera. Unos y otros daban rienda suelta a la decepción y al entusiasmo alternativos, y a las expresiones más rudimentarias de dichas emociones.