Respet-arte

Julia Ares TRIBUNA

OPINIÓN

Conjunto escultórico «Familia de Menhires», de Manolo Paz, en el barrio de Adormideras (A Coruña)
Conjunto escultórico «Familia de Menhires», de Manolo Paz, en el barrio de Adormideras (A Coruña)

14 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Corren malos tiempos también para los artistas plásticos. Valga el dicho de «si no hay para pan no se compran estampitas». Pero sí hay algo que, además de ser gratuito, es obligado: el respeto. Un respeto que en nuestro caso se ningunea continuadamente por parte de los que fotografían nuestras obras y las suben a las redes sociales, medios de comunicación, películas, etcétera. Y lo hacen por una razón que suele estar amparada casi siempre en su conveniencia.

Viendo en una plataforma digital una reciente serie rodada en A Coruña, identifico unas pinturas de Yolanda Dorda y una enorme foto del fotógrafo Xoán Piñón, ambos reconocidos artistas. No me sorprendió que en los créditos sus nombres no figurasen, pero me indignó.

El domingo 1 de mayo, en el suplemento de un diario nacional de gran tirada, aparecía una gran foto, ocupando parte de ambas páginas centrales, del conjunto escultórico Familia de Menhires, del artista gallego Manolo Paz. Se ilustraba así un artículo versado precisamente sobre el arte al aire libre.