De San Roque a Santa Rita

Uxio Labarta
Uxío Labarta CODEX FLORIAE

OPINIÓN

MABEL RODRÍGUEZ

13 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El primer mundo se encuentra con capacidades sanitarias para hacer frente a la pandemia. También Europa, con los fondos para la reconstrucción, o los Estados Unidos de América, con el ambicioso plan de Joe Biden, cuentan con instrumentos para hacer frente a los destrozos económicos derivados del coronavirus.

Un año después de que haya cambiado la vida, gracias a las vacunas, allá por San Roque pondremos freno a la enfermedad y al dolor, con independencia de alarmas, libertades, responsabilidad ciudadana o buenos y malos gobiernos. Muertos y enfermos en el balance, en uno de los mayores y más indecentes desencuentros políticos en torno a la gestión de una pandemia que hayan conocido los tiempos. Al parecer a eso se le llama, en este siglo XXI, política.

Pasado el San Roque viene la segunda parte: las estrategias y las políticas relativas a los fondos europeos. Es obvio que, además de las comisiones de sabios que merodean por la política, se necesita negociación, liderazgo y gestión pública. Sánchez y su gobierno al parecer tienen un plan que enfatiza la transformación de nuestra economía hacia la sostenibilidad que concentra el 25 % de los fondos a recibir por España. Pero uno asiste con desasosiego a la falta de objetivos y sistemas de gestión definidos y consensuados. Pues no parece suficiente debate un documento interminable sin un foro político de concertación para definir nuestra hipotética nueva estructura socioeconómica, quizás en una de las últimas oportunidades de solidaridad de la UE 27.