A quemarropa


Salió el sol, abrieron la jaula y la gente salió a la calle como si no hubiera un ayer, desnudos de precaución, exponiendo el alma a los disparos a quemarropa de la nueva anormalidad.Aromas primaverales, cañas, vinos, tapas, rapaces y rapaciñas ventureiras devorando hamburguesas y dilapidando sensualidades pálidas de sol; talludos enmascarados, mascotas desorientadas, bicicletas tuneadas, patinetes, paseantes tempraneros, motoristas de cascoporro y ancianos armados de anticuerpos tan perplejos como las mascotas, saboreando una libertad sin permiso pernocta.

A quemarropa recibimos la vida al aire libre, las pasiones adormecidas, sonrisas olvidadas, entusiasmos oxidados y algunos virus camuflados en amistades cercanas que nos recordarán en unas semanas que aún no le hemos ganado el pulso.

A quemarropa sufrimos la gala distópica de los Goya -¿vale la pena insistir en mantener un rito sin sacerdotisas de cuerpo presente?-, las manifestaciones cojitrancas de un Día de la Mujer descafeinado, las cifras del paro por venir, la mudanza del PP (Kavafis: «Maldices la ciudad: dónde quiera que vayas la ciudad irá contigo»). Las polémicas gubernamentales y judiciales de una ley Trans a un tris de hacer un tras por confundir churros con meninas.

A quemarropa amenaza Villarejo -nuestro 007 furtivo- apuntando con el parche del ojo bueno balas de plata a diestra y siniestra.

A quemarropa siguen quemando Barcelona sin que el buenismo estratégico admita un caos que acabará asolando Cataluña y arrastrándonos a todos al mismo cabreo secular.

A quemarropa y volapié se vacunaron las infantas creando anticuerpos antimonárquicos que favorecen infecciones republicanas.

Y salimos a la calle huérfanos de buenas noticias y responsabilidad, con las balas rozando las mascarillas y silbando entre carcajadas y angustia contenida, soñando una Semana Santa de pasión en la que no se morirá Cristo, sino más de trescientos ciudadanos diarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

A quemarropa