¿Cuánto nos costaría la cuarentena?


Lo que comenzó en enero como una epidemia local de una región china se ha convertido en poco más de dos meses en una pandemia global cuyo impacto en la economía empieza a ser muy notable. Se espera que la tercera parte de la humanidad se infecte y el único modo conocido para evitar que se cumpla esta predicción de los modelos sanitarios son las cuarentenas de poblaciones, regiones o incluso países. Es decir, casi detener la actividad económica durante un período de tiempo, lo que tiene un impacto directo en el Producto Interior Bruto de las localidades, regiones o países donde se aplique.

Las autoridades monetarias estadounidenses y europea han demostrado tener muy bien aprendida la lección de la crisis de Fukushima, localidad clave en las cadenas de producción de muchas empresas de alta tecnología, que por sí sola produjo un impacto de dos décimas de punto porcentual en el PIB mundial durante un par de trimestres. Ahora estamos hablando de una región de mucha mayor dimensión en China, clave en muchas cadenas de producción de numerosas industrias, y de un país entero como es Italia. Lo que ha hecho que la FED haya reducido los tipos de interés en medio punto y haya comunicado su disposición a adoptar cuantas medidas sean necesarias para mitigar el impacto económico. El Banco Central Europeo, penalizado por su lento sistema de toma de decisiones, anunciará medidas en la reunión de mañana. Y desde ambos organismos se anima a los gobiernos a actuar para aliviar el impacto en su tejido productivo y sus trabajadores.

A día de hoy podemos estimar que ya ha costado más de dos décimas del PIB mundial, aproximadamente 300.000 millones de euros. Y podemos también estimar que Italia está dejando de producir unos 4.000 millones de euros diarios, más de un 1 % del PIB por semana. Con lo que, en un par de semanas de parón, Italia tendrá un año recesivo desde el punto de vista económico. Si se extiende más de un mes el cierre del país por cuarentena, el año será peor que el peor de la anterior crisis.

España ya está dejando de producir más de 1.000 millones a la semana por turismo. Y si continuamos la actual senda, la seguida por Italia, nos podemos encontrar con un coste de más de 2.700 millones diarios, en caso de poner el país en cuarentena.

El impacto económico del COVID-19 va ser equivalente al de una gran crisis. Y así lo anticipan las cotizaciones de las bolsas mundiales, que en apenas dos semanas han caído más del 10 % y cedido valor por mayor importe que el crecimiento estimado, antes del virus, para todo el mundo en el 2020. Los gobiernos y autoridades monetarias se van a tener que emplear a fondo para que los ciudadanos no tengamos un año económico terrible, y las economías no entren en procesos recesivos.

Por Juan Pablo Calzada Analista financiero

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Cuánto nos costaría la cuarentena?