Mercaurantes


L os continuos cambios en las formas de vida llevan aparejada la creación de palabras que los describan. La penúltima es mercaurante, cruce de mercado y restaurante, con la que se da nombre a los servicios de platos preparados de supermercados e hipermercados, que puede llegar a completarse con un área de mesas y sillas donde los compradores dan buena cuenta de lo que han adquirido en el establecimiento. Al establecimiento donde se mezclan la tienda de alimentación y el restaurante también se le están aplicando otros nombres, como grocerant y supermercado 5.0.

Para acceder a la mejor información sobre este fenómeno conviene saber inglés. Una asociación empresarial anuncia para los próximos días una jornada temática del área de retail knowledge (conocimiento de la distribución) dedicada a «Mercaurantes: La apuesta del Retail por el Foodservice». En el origen del nuevo proceso aparece la eclosión de los servicios de reparto, el delivery. Y entre los movimientos claves de aquel se menciona la entrada de Mercadona en el foodservice, el delivery para todo, el nacimiento de las black kitchens y los black supermarkets y la apuesta de Carrefour por los foodhall.

A la vista del lenguaje que emplean los expertos en la cosa cabría pensar que en los mercaurantes se toman fish and chips, shepherd’s pie o sunday roast. Pero una visita a la tienda de platos preparados de un hipermercado nos saca rápidamente del error. Los reyes son allí la tortilla española, las croquetas y la paella.

En cuanto a la creación léxica mercaurante, no es un cruce exclusivo del español. En catalán tienen su versión: «Els mercaurants ja són aquí». Y la inglesa es el ya mencionado grocerant, combinación de grocery (tienda de comestibles) y restaurant. En Estados Unidos lo emplean desde hace al menos tres años, cuando el fenómeno se disparó.

Quizá inspirados por el hallazgo de mercaurante, algunos han empezado a utilizar bancourante, que aplican a las oficinas bancarias donde, además de hacer gestiones financieras, el cliente puede tomarse un café hecho por expertos baristas. El banco que ha montado las primeras en España llama work café (el inglés es imprescindible) a esos espacios, donde también ofrece pastelería de autor. Siempre será mejor que sus gestores amplíen un poco la cintura en vez de confraternizar con los clientes tomando cañas o vinos en el bar de al lado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Mercaurantes