Asoman las dos almas del PP


Casi todos los partidos políticos tienen al menos dos almas. Son famosas las del PSOE, que Felipe González definió como un conflicto entre el corazón y la razón. Se han empezado a ver en Podemos, donde los ministros aplauden al rey y los diputados se limitan a ponerse en pie. Se han visto desde el principio en Ciudadanos, donde resulta difícil la convivencia entre las tendencias socialdemócrata y liberal. Y hasta los partidos independentistas tienen un alma de las urgencias por librarse de las cadenas del Estado y un alma del sosiego para seguir su camino hasta la meta, pero de forma posibilista.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto en nuestra edición digital para todos nuestros lectores

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos la suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Réplica digital del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Acceso ilimitado a todas las noticias de la web y la app
  • Periódico impreso toda la semana + réplica del periódico en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Asoman las dos almas del PP