Faetón: el mito

Luis Ferrer i Balsebre
luis ferrer i balsebre TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

12 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Faetón era un hijo del dios griego Helios. Los cretenses lo llamaban Adymus (estrella de la mañana y de la tarde). 

Durante una juerga olímpica, los amigos empezaron a vacilarle poniendo en duda su condición divina y -lloriqueando- fue a mostrarle su indignación a Helios, quien se ofreció a darle lo que quisiera para calmar su congoja. Faetón, cuya ofendida soberbia de niño pijo necesitaba una venganza que aplastara las dudas para siempre, pidió al dios que le dejara conducir el carro del sol por un solo día.

A Helios se le puso la corona de punta porque sabía que Faetón no estaba preparado para guiar el carro de fuego y el resto de su sanedrín también opinaba lo mismo. Pero los caprichos, la tozudez y las manipulaciones propias de los niños hicieron llegar el día en que Faetón se dispuso a montar el carro de fuego ante una multitud de seguidores que coreaban «ahora sí».