Somos unos cabezotas


No les gustó lo que votamos el 28 de abril. Y nos castigaron haciéndonos volver ayer a las urnas, pero somos tan cabezotas que tampoco arreglamos sus necesidades. Más bien al contrario. Si de decidir la gobernabilidad se trataba, la situación que dejamos es aun peor de la que teníamos porque cualquiera de los bloques, el de derechas o el de izquierdas, está hoy más alejado de lograr el desbloqueo de lo que estaba hace una semana.

La consulta únicamente dejó claro que Vox es ya una realidad a la que hay que acostumbrarse, y que Ciudadanos y Rivera pudo ser una realidad de la que ya podemos olvidarnos.

Pocas veces un ganador como lo fue ayer Pedro Sánchez tuvo ante sí un panorama tan desolador para formar gobierno. Y pocas veces un partido con un crecimiento como el del PP estuvo tan lejos de gobernar.

Otra vez más los españoles decidimos que hay que pactar, negociar y acordar. Y que todo lo que no sea esto ya no tiene cabida en nuestra democracia. El caso es que lo entiendan. Claro que, si no lo comprenden, nuestro siguiente cometido será el de enseñarles el camino de la sala de estar para que se dediquen a hacer punto de cruz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Somos unos cabezotas