Paso palabra


Por supuesto, era necesario. No teníamos suficiente. Adolecíamos de una clarísima falta de información. La sociedad lo demandaba. Lo raro es que aún no hubiesen estallado las protestas. Era demasiado poco. Apenas sabíamos nada de la vida de personas tan relevantes para el devenir de la humanidad. Se quedaban cortos todos los debates, una sucesión de profundo análisis y pulidos argumentos. Era obvio, necesitábamos más. Mucho más. Después de la naranja y el limón, era absolutamente perentorio que llegase la banana.

Telecinco ha tenido que comerse el rosco y ha decidido hacer comulgar con ruedas de molino a su audiencia. ¿Que hay que retirar a Christian Gálvez porque lo dice una sentencia? Paso palabra, que esta cadena nunca ha tenido problemas. ¿Qué dices del lenguaje y la cultura? Por favor, lo que hacía realmente falta en la televisión generalista de esta país es otra horita más de Gran Hermano Vip y de Belén Esteban. No hemos visto suficiente a Matamoros y es claramente más importante que un debate profundo sobre el cambio climático desmenuzar la última ocurrencia de Kiko Rivera. El vertedero se extiende ahora de informativo a informativo, porque obviamente de Sálvame aún no se emitían suficientes horas. El día lo echan con la carnaza de la tarde y el chicharro de Ana Rosa. Lo peor es que las cifras siguen siendo para echarse las manos a la cabeza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Comentarios

Paso palabra