Realidades


Una pareja de Indiana adoptó a una niña llamada Natalia a la que ahora acusan de ser una adulta de tamaño pequeño que quería asesinarlos. El titular era de ayer pero parecía de Noticias del mundo, aquel precedente de El Mundo Today que el 25 de septiembre de 1994 llevó a su primera a un hombre que solo tenía pulgares y a una gallina que ponía huevos de oro. De hecho, igual que casi todo lo que sucede pasó antes en los Simpson, hay muchas noticias de hoy que ya se leyeron hace años en aquella cabecera. Un día el titular de apertura se lo dedicaron a Rodolfo, un bebé con la cara de un señor, justo al revés que Natalia, a quien sus sospechosos padres adoptivos acusan de ir de niña por la vida, algo que por otra parte practica el Hola en su portada cada vez que convoca a Isabel Preysler. El problema de ahora es que muchas de esas noticias con hechuras de ficción son realidad, y además una realidad sin ningún compromiso de coherencia con una capacidad intrínseca para avanzar sin reglas ni lógica. Capote sentenció que la única diferencia entre la realidad y la ficción es que la realidad debe ser coherente pero fijísimo que el maestro le daría hoy una vuelta a su aserto, porque ahora es la ficción la única que debe ser coherente.

 Un editor del montón detectaría al vuelo los errores de estructura del argumento de la política de hoy y despreciaría a su autor. Pero a las cosas que pasan de verdad nadie les pone freno y por eso Trump y Boris parten ahora el bacalao, la política española ha tenido un parto múltiple de ratones y un señor con yelmo que reivindica a Blas de Lezo mediohombre pasea sus armas por el Congreso. Todo, mientras el planeta se va a la mierda porque como decía el otro lo que nos dijeron del comunismo era mentira, pero lo que nos dijeron del capitalismo era verdad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Realidades