La culpa es suya


Hubo un momento feliz, entre enero y noviembre del 2016, en el que España estuvo en funciones hasta aquella abstención del PSOE que volvió a investir a Rajoy. Sucedió que aquel año la economía creció un 3,2 %, la segunda mejor cifra desde el 2008; creó 413.000 empleos; hubo lleno en las playas gallegas; y hasta se sentó en el banquillo a un miembro de la familia real (Cristina de Borbón), y a la cúpula de todo un banco. Se diría que mientras en el Congreso jugaban al ajedrez, la economía, la sociedad y la justicia hacían lo normal: funcionar.

La condiciones de entonces no son las de hoy, aunque entre los protagonistas solo hay uno nuevo (Casado, Pablo). Porque hay señales claras de ralentización económica (solo hay que preguntar en concesionarios o en tiendas de electrodomésticos); porque está Donald Trump en la Casa Blanca; porque habrá un brexit dramático; y una sentencia al procés que lo va a contaminar todo. Y encima llueve en agosto. Pese a estas cruces, los hay que siguen con el ajedrez.

Pero la culpa es suya. Ciudadano. Que no supo votar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La culpa es suya