Abreviaciones problemáticas


L a escritura de ciertas siglas y acrónimos es uno de los puntos de la ortografía menos cerrados, más dependientes de la interpretación de cada uno. Las siglas son palabras formadas con las iniciales de los componentes con carga semántica (sustantivos, adjetivos e incluso adverbios) que integran una expresión compleja: ABC, de American Broadcasting Company. El acrónimo es para la Academia el vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última u otras combinaciones. La RAE incluye entre los acrónimos las siglas que se pronuncian como palabras, como ovni. Las que no pueden leerse así, sino que deben deletrearse, se escriben con mayúsculas: PCE, FMI, CGT.

Sin embargo, los acrónimos pueden silabearse, por lo que, si son nombres propios y tienen más de cuatro letras pueden escribirse con mayúscula inicial (Unesco, Cindoc, Cogami) y si son nombres comunes y están lexicalizados se escriben enteramente con minúsculas: opa, coltán, cobol. La lexicalización, la incorporación de una palabra al sistema léxico de la lengua, es un proceso gradual. En el caso de los acrónimos avanza a medida que estos pierden la condición de tales en la conciencia del hablante. Muchas personas a las que les hacen un tac saben más o menos de qué se trata, pero si les hablan de tomografía axial computarizada es más probable que pregunten de qué va la cosa.

El punto débil de la norma está en determinar en qué momento dejamos de escribir TAC y lo convertimos en tac. De momento, queda al criterio de cada hablante. Este puede hallar alguna ayuda en el Diccionario, pero no siempre. Allí están tac, opa o sida, pero IVA aparece con mayúsculas, y no hay rastro de APA/apa (asociación de padres de alumnos) o de tédax (técnico especialista en desactivación de artefactos explosivos), que también pueden considerarse acrónimos lexicalizados.

Con esa norma escribimos mir (médico interno residente). ¿Y qué ocurre con FIR (farmacéutico interno residente) y PIR (psicólogo interno residente)? ¿Los FIR y los PIR o los fires y los pires? Algo habrá que hacer para poner coto a los anómalos FIRes y PIRes.

La Ortografía es un código bastante coherente, pero en algunos puntos parece hecha para especialistas. Y si no es comprensible para la mayoría de los hablantes y les resuelve las dudas, la mayoría la aplicarán mal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Abreviaciones problemáticas