Demasiada generosidad


Merece el Reino Unido el respeto y la consideración que le está concediendo la UE? ¿Dispone Theresa May de más crédito para seguir negociando? ¿Está el Parlamento británico capacitado para seguir decidiendo sobre el brexit? Y dos últimas: ¿Es Europa consciente de la tomadura de pelo y falta de respeto con los que los británicos y sus autoridades la tratan? ¿Hasta dónde va a dejar llegar este sinsentido que llevamos sufriendo años?

No existe un diccionario capaz de recoger los calificativos que se merece la negociación de la salida del Reino Unido de la UE. Algo tan descabellado, tan caótico y tan irresponsable no es resumible en un tomo. Porque desde la ocurrencia de Cameron de convocar un referendo, la negociación ha estado repleta de arrogancia, desatinos, rectificaciones, falsedades, ocultaciones e incumplimientos. Lo que hoy servía, mañana ya no. Carente de apoyos y de un plan riguroso, May, y con ella el Parlamento y los británicos, han jugado con la UE que ha vuelto a pecar de generosidad, cuando no de infantilismo e inocencia con una nueva prórroga hasta octubre. No solo los británicos tienen la culpa.

Nos están advirtiendo de graves amenazas geoestratégicas y comerciales, de esas grandes potencias que se mantienen a la espera de vernos flaquear para lanzarse al ataque. Y ni con esas somos capaces de poner fin a un esperpento que dejamos ir, creyéndonos las mentiras de quienes son incapaces de ponerse de acuerdo con ellos mismos. La condescendencia con las actitudes británicas hace tiempo que sobrepasaron lo razonable y lo permitido. La generosidad ha ido tan lejos que cedió en cuestiones nimias y en otras de importancia. Y sabemos que las cesiones continuadas no solo no acaban bien, sino que pueden ser fuente de graves conflictos. Por eso lo que tiene que hacer Europa es ponerse en su sitio y demostrar a los 442 millones de ciudadanos, descontados ya los que se van, que sirve para algo. Porque está alcanzando unos niveles de descrédito tan elevados como los que quieren irse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Demasiada generosidad