Al Congreso a tocar la flauta


Adolfo Suárez Illana, hijo de uno de los artífices de la transición, es el fichaje estrella del partido más votado en España en los últimos años, el PP. Será el número dos de uno de los posibles presidentes, Pablo Casado, pero hasta la fecha su experiencia política solo admite un calificativo: rotundo fracaso. Lo nombraron candidato en Castilla-La Mancha en el 2002. Fue, vio y perdió. Y se retiró sin ni siquiera haber tomado posesión del acta de diputado.

Entonces Suárez Illana apenas dejó huella, solo su afición por los toros. En su regreso a la política ya la ha dejado. Fue trending topic por unas declaraciones de trazo grueso que pudieron haber salido de la boca de cualquier candidato ultra: «Los neandertales también usaban el aborto. Esperaban a que naciera y entonces le cortaban la cabeza». Con esta frase destapó la caja de los truenos. Con otra -«En Nueva York se ha aprobado una ley que permite el aborto después del nacimiento»- demostró poco amor a la verdad.

Hay una preocupación creciente por el nivel de los protagonistas de la próxima legislatura. Quien mejor lo ha expresado es Javier Solana. Ante los fichajes exóticos de generales retirados o toreros, el ex secretario general de la OTAN fue contundente: «Al Congreso no se va a tocar la flauta o a cantar». ¿Y a torear?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Al Congreso a tocar la flauta