Examinándose


En un curso que estoy realizando este mes sobre microbiota y salud mental nos preguntaban lo siguiente: debéis de enumerar o describir tres alimentos que se consumían a principios del siglo pasado y ya no se consumen, y tres alimentos que se consumen ahora que antes no se hacía. Será sencillo si consultáis con alguna persona mayor que os cuente el tipo de alimentación que llevaba en su infancia o juventud. La respuesta tiene su aquel, porque ya de entrada es difícil definir el comodín «persona mayor».

No es fácil responder a la primera pregunta. ¿Tres alimentos que se consumieran a principios de siglo y ahora no? Salvo especies extintas creo que hoy se come de todo, quizá lo único que cambia es que hoy, además, se puede comer de todo en todos los sitios; la alimentación se deslocaliza y se ha globalizado, forzando un cambio en las dietas tradicionales.

La harina de almortas era una de las cosas que participaba de la dieta popular y hoy no se conoce. La achicoria era el café de hoy y la leche cruda lo habitual.

En cuanto a los alimentos que se consumen ahora y antes no, es obvio que todo lo procesado antes no existía y que hoy en día predomina lo procesado. Antes no bebían café en cápsulas de aluminio -un tema al que habrá que darle una vuelta-, ni existían tantos veganos, vegetarianos, anorexia y bulimia, que hoy son movimientos sociales. Ni consumían frutas y productos que no fueran de continuidad. ¿Quién podría imaginar comerse un rambután en Toledo?

Como claramente se desarrolla en el tema a examen, son los cambios, sociales, tecnológicos y de tiempo y espacio, los que determinan los cambios en las dietas y las consecuencias indeseables que de ello se pueden derivar.

Espero aprobar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Examinándose