Hace muchos, muchos años


Santiago Auserón apareció esta semana en televisión. Tocando. En directo. Evocando a Alan Poe y cantando Annabel Lee, igual que hace muchos, muchos años. No eran imágenes de archivo. En los vaivenes de la programación, la música, tanto tiempo marginada, ha vuelto a convertirse en inquilina de un pequeño territorio de prime time de una cadena tan minoritaria como La 2. La hora musa contiene para una generación toda la evocación de títulos pasados, desde La edad de oro a Tocata o Aplauso. Por un momento, más de un nostálgico creyó estar viendo La bola de cristal cuando el artista hoy conocido como Juan Perro, «un eterno aprendiz porque así el paso del tiempo duele menos», aleccionó a la audiencia en tono paternal. «¿Por qué es importante la cultura, niños y niñas? Porque tenemos que aprender lo que mola y lo que no mola».

Esta semana también regresó Mari Cruz Soriano, sin su piano. Tras varias décadas retirada de la pantalla, la que fue presentadora de referencia de TVE estrenó programa. Gigantes de La 2 es un espacio de entrevistas a grandes personajes a la vieja usanza que no habría tenido mayor repercusión de no ser porque su primera protagonista fue Montserrat Caballé pocas horas antes de su muerte. Ayer se emitió de nuevo dentro de la programación especial dedicada a la soprano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hace muchos, muchos años