¿Es un buen momento para adquirir un diésel?


En los últimos meses el debate en torno al diésel ha provocado inquietud y desconfianza, generando a su vez una caída en la venta de los vehículos que incorporan esta tecnología. La situación creada nos ha servido para que podamos clarificar a la opinión publica el estado de la movilidad en nuestro país, para explicar que el diésel se ha convertido en un chivo expiatorio. 

Partimos de la base de que el diésel que se comercializa en la actualidad cumple con la última normativa sobre emisiones contaminantes de la Unión Europea (la conocida como Euro 6), la cual incluye ensayos y cumple los límites de emisiones en condiciones reales de circulación. Eso supone que los coches diésel podrán circular sin problemas por todas las carreteras y ciudades de España y de Europa, ahora y en el futuro. Las restricciones de circulación de los vehículos diésel en las zonas centrales de las grandes ciudades, afectarán únicamente a los que tengan más años (12 años, por ejemplo, en el caso de Madrid), que son los vehículos que más contaminan y los que hay que retirar de la circulación. Tanto el Gobierno como el sector, están trabajando para propiciar una renovación del parque, cuya edad media es ya de 12 años.

Con respecto al dióxido de carbono (CO2), gas responsable del efecto invernadero, los motores diésel emiten un 20 % menos de lo que emiten los de gasolina. Según los últimos estudios que manejamos, y según el desarrollo tecnológico que tendrá esta tecnología, en el 2021 un vehículo diésel emitirá un 50 % menos de CO2 por kilómetro recorrido de lo que lo hacía uno en 1995. Los actuales vehículos diésel emiten un 84 % menos de óxido de nitrógeno (NOx) que los que se vendían en el año 2000 y un 96 % menos de partículas que los del año 1999.

Además, los coches modernos diésel incorporan un completo filtro para eliminar prácticamente el 100 % de las partículas no quemadas en su combustión. También incorporan un sistema para eliminar los óxidos nitrosos gracias a una disolución de urea que reduce hasta prácticamente cero las emisiones de estos compuestos de nitrógeno. Por ello, un diésel moderno, que cumple la Euro 6, es menos contaminante incluso que uno de gasolina en igualdad de condiciones.

Otra de las cuestiones que han girado en torno al diésel ha sido el posible aumento en la fiscalidad de este combustible por parte del Gobierno. Esta anunciada subida del impuesto al diésel en España no está aprobada todavía. En el caso de que finalmente salga adelante, el precio del diésel simplemente se equiparará con el de la gasolina. Pese a esta posible subida, el diésel seguirá siendo una opción muy competitiva, ya que sus motores llegan a consumir un 25 % menos de combustible que uno de gasolina, lo cual lo hace imbatible cuando se hacen suficientes kilómetros al año o cuando se quiere adquirir un vehículo más grande, como un SUV o un todoterreno.

La fiabilidad y la durabilidad son las características más importantes de los motores diésel, debido a que el proceso de combustión es por compresión de aire. Esto al final se traduce en un menor desgaste de sus piezas y más aguante de kilómetros en comparación a su par de gasolina. Aunque el precio del diésel es ligeramente superior al de un coche gasolina, consumen un 25 % menos de combustible, por lo que, si se recorren a partir de 15.000 kilómetros al año, compensa y las cuentas salen.

Por Gerardo Pérez Presidente de Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

¿Es un buen momento para adquirir un diésel?