Decálogo para una estafa


Como quiera que se denomina estafa a un engaño con fin de lucro y, otrosí, como tendría que escribir varios artículos para explicarme, propongo este decálogo hermenéutico.

1. Llamo estafa a esta moción porque los ciudadanos ignoramos cuáles fueron los pactos entre Sánchez y el independentismo para que estos, incluidos los nacionalistas vascos, apoyasen su legítima ambición: ser presidente de España «caiga quien caiga» (incluida España misma).

2. Si fuese Rajoy el que cogiese por los hombros con prepotencia a Irene Montero, como hizo Monedero con Sáenz de Santamaría, habría manifestaciones feministas, y en contra del «machismo endémico» del PP, en todos los rincones de España.

3. Después de prometer la Constitución, la noticia era el «momento histórico» que se había vivido por acceder a su cargo sin Biblia ni crucifijo. Sin embargo, lo realmente histórico es prometer la Constitución en el mismo momento que uno de sus socios (Torra) declaraba que haría todo lo posible por no respetarla y otro (Bildu) se jactaba de estar en camino de tumbar «el régimen del 78».

4. El enfado de los cinco diputados de En Marea en el Congreso merecería una tesis. Pero con un breve apunte es más que suficiente. Se quejaban porque Pablo Iglesias no había citado a Galicia como nacionalidad, habiéndolo hecho con Cataluña y País Vasco. No decían los diputados, sin embargo, que ellos son representantes de Podemos y únicamente de Podemos. Y así han obrado, con sus votos, desde el primer momento de esta legislatura.

5. El BNG, en vez de alegrarse tanto por la marcha de Rajoy, debía preocuparse más por el punto anterior: su clientela, el nacionalismo, está ahora en manos de cinco que votan con el pijerío madrileño de Pablo Iglesias a todos los efectos.

6. El fin de lucro del que hablo al principio no es menor: la presidencia del Gobierno de España. Para ello a Sánchez no le ha importado aliarse con aquellos que quieren romperla. Se ha confabulado con los que odian España para gobernarla. ¿No es paradójico?

7. Ábalos, el número dos socialista, preguntado por sus planes dijo que no los había porque su objetivo era que la moción no prosperase. ¿No le caerá la cara de vergüenza?

8. Lo que aparentemente parece un fiasco para el PP en realidad es, según mi opinión, una oportunidad para conseguir la verdadera regeneración política. Y no solo eso. Creo que nunca en su historia la motivación de los conservadores será más poderosa. Estoy seguro que a esta hora las sedes del PP están despachando carnés a montones.

9. Los grandes traidores de esta afrenta han sido los de Ciudadanos. Traidores y perdedores. Se confundieron de enemigo y acrecentaron con su acoso al PP las intenciones de los que ahora gobiernan. Un ultraje a las ideas.

10. Rajoy ha muerto. A partir de hoy mismo, presumo, la historia empezará a escribir «viva Rajoy».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Comentarios

Decálogo para una estafa