Perdieron todos


ningún partido puede sacar mucho pecho tras el 21D. A diferencia de otras noches electorales, el jueves perdieron todos. Arrimadas, la más votada, porque sus 37 diputados no le servirán para gobernar y seguirá en la oposición. Puigdemont fracasó porque su remontada no le alivia su horizonte judicial ni tampoco le libra de las acusaciones de traidor y cobarde en su exilio dorado bruselense. A Junqueras de nada le ha valido inmolarse como mártir encarcelado. Se veía presidente y no ha sido capaz de ganarle ni al fugado. Iceta se ha quedado sin pareja de baile. Quizá pueda juntarse con el común Domenech para ver juntos Borgen y recitar a Calderón: «Los sueños sueños son». El PP de Albiol se ha convertido en un chiste: la última empresa que se va de Cataluña. Y la CUP, a lo suyo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Perdieron todos