La ley de la gravedad demográfica


Economista y politólogo

Al que no le guste la inmigración, que se vaya acostumbrando. Es como la ley de la gravedad o como la ley de vida: nacer, crecer, morir. En Galicia hemos desdeñado la reproducción, pero los vacíos de los jóvenes inexistentes serán colmados. El primer factor determinante de la inmigración es el crecimiento demográfico de las grandes regiones emisoras, que no pueden absorber a tanto joven que, además, ve por TV e Internet nuestras ventajas vitales.

La cuestión no es esa, sino si asumiremos toda la inmigración que nos llegue o si debemos salir a seleccionarla. La oferta de jóvenes ingenieros asiáticos es muy limitada, y por ellos compiten países de primer nivel, desde Canadá hasta Alemania. Otras ofertas son ingentes, casi ilimitadas. ¿Qué porcentaje asumiremos respecto a nuestra población juvenil? ¿20%? ¿50%? ¿200%? En hipótesis podríamos ir más allá, porque cada vez tenemos menos hijos y, al tiempo, el diferencial emisor crece. Sin embargo, visto cuanto sucede en la mayoría de la UE, cuando se supera cierto porcentaje la población local se revuelve.

Sea como fuere, debiéramos preservar nuestro capital humano para absorber adecuadamente ese flujo. En la Europa septentrional distinguen asimilación, integración y coexistencia. Hace tres años, el Foro Económico de Galicia reiteró que en cuatro décadas nuestra comunidad perdería un millón de gallegos, por lo que precisábamos atraer anualmente unas 20.000 mujeres. Esto implicaría 800.000 extranjeras en 40 años. Desconozco si serían en edad fértil y con quién se emparejarían. Pero ojalá viniesen. ¿Y los hombres alóctonos? ¿Los rechazaríamos? ¿Asumirían todos los ciudadanos ese porcentaje? ¿Cuál sería el punto de equilibrio? Únicamente sé que las leyes de la física, incluida la física demográfica, prevalecen sobre las leyes jurídicas. Adaptémonos. Los conventos de monjas lo han hecho. Nosotros no apostamos por nuestra infancia y juventud, así que otros ocuparán su lugar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La ley de la gravedad demográfica