Viradeira, marea alta de risas


Esta noche hay estreno. Empieza la nueva serie de Voz Audiovisual para Televisión de Galicia. Y ahora que vivimos tiempos de tribulaciones demasiado complicadas, nada como sumergirse en ella para asegurarse una risas. Y mejor si encima son risas nosas, de talento galego, como estas. Viradeira será un hit. Recupera lo mejor de aquella Mareas vivas que hizo historia y apuesta por el futuro, por una factura que incluye lo último: drones, rodaje submarino... Como siempre ha hecho La Voz intuyendo el futuro y adelantándose a él. La crítica tendrá que recurrir al lenguaje marino para alabar esta tormenta de risas e intriga. Será una serie que tendrá que ser calificada con la escala Douglas de los marinos entre mar montañosa o mar enorme. Y la clave está en el equipo. En acertar con las interpretaciones (muy bien Sabela Arán en el papel de Carmela y una crac Cristina Gallego haciendo de la pelirroja madrileña), con la dirección y con los técnicos, pero siempre con esa base del pastel que son los guiones. Las tramas prometen. Vivimos en una sociedad en serie que adora vivir capítulo tras capítulo. Y en Galicia nada le tenemos que envidiar a los productos del mundo exterior. Así como son decenas de miles los enganchados a Serramoura, Viradeira será viral y social como su prima hermana de Voz Audiovisual. Hay un tesoro. En un barco hundido, el Augusta. Hay una villa maravillosa, esa dama hermosa que es Mugardos que hace de Dorneda. Hay una cocina que hará de Viradeira la serie con más sabor (arroz mariñeiro, no paella). Qué más quieren. Hay hasta el juego del siglo XXI, los guasap a escondidas. Esta noche lo comprobarán todos. En el preestreno en Santiago la salva de aplausos fue tan potente que parecía que por fin volvía el estruendo de la lluvia a esa ciudad donde llover es arte. Como arte es Viradeira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Viradeira, marea alta de risas