Gobernar así


Ya se ha convocado la nueva ronda de consultas del rey. Es muy probable que de estas conversaciones salga una fecha de sesión de investidura. Se supone que, para encargar la formación de Gobierno a Rajoy, la gestora socialista le habrá confirmado que se abstendrán. De todas formas, el socialismo está marcadamente dividido entre los partidarios de dejar formar Gobierno y los que claramente no están dispuestos a darle esa oportunidad al PP. Esta situación provoca más suspense en el proceso: es posible que se abstengan y es posible que finalmente no lleguen a hacerlo y no pueda Rajoy formar Gobierno.

En el hipotético caso de que se forme un nuevo ejecutivo del PP o PP-Ciudadanos, es necesario preguntarse si vale la pena gobernar así, en la más absoluta inestabilidad. Rajoy dice que acepta cualquier posibilidad que le permita gobernar. Es muy probable que se puedan aprobar los presupuestos del 2017 y cumplir con las exigencias de la Unión Europea. Es probable que se pueda hacer frente a los compromisos institucionales de pagos, inversiones y proyectos. Pero no parece que se pueda llegar a nada más. Gobernar así va a ser una aventura diaria, una permanente negociación, con sus respectivos desacuerdos, engaños, faltas al compromiso; además del aprovechamiento de la coyuntura para impedir que el PP pueda llevar a cabo alguna de sus políticas. Va a ser una tarea de titanes.

Gobernar así solo nos va a mantener en un constante sobresalto. Queda la esperanza de que sea por poco tiempo -si no se consolida una coalición los suficientemente amplia como para dar mayor estabilidad-. También cabe la posibilidad de que gobernar así eche por tierra todas las leyes que han marcado la política del PP. Aunque tampoco puede desecharse el lado bueno: que un acuerdo entre varios permita eliminar o pulir todos aquellos aspectos negativos de las grandes leyes como las de la educación o de la reforma laboral. Un pulido que debe ser para mejorar todo el sistema educativo, en calidad, en materias, en actitud de los profesores, la de los alumnos y de las instituciones dirigentes. Lo mismo debe decirse de toda la normativa laboral. No sería muy lógico que se modifiquen para volver a la mala situación provocada por las leyes anteriores.

Gobernar así nos puede llevar a unas nuevas elecciones a principios del 2017. Serán mucho más tarde si el PSOE espera a tener claro su futuro y a elegir un nuevo líder con posibilidades de ganar unas elecciones. Con esta situación resuelta, el grupo socialista ya podrá comenzar a presentar una oposición frontal al PP, obligando a una nueva convocatoria de elecciones. Gobernar así es gobernar de manera muy efímera. Mantenerse gobernando así y solo poder hacer las políticas de la oposición es actuar en contra de las esperanzas de los votantes del PP. Y esto tendría consecuencias negativas para Rajoy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Gobernar así