El «peajexit»


La AP-9 está a punto de cortar su último lazo económico con Galicia. Sin referendo a la población, o sea, manu empresariale, tres fondos de inversión americanos están a un paso de hacerse con los restos de nuestro adn en la gestión de la principal carretera de Galicia. La cosa es que nos van a vertebrar, o invertebrar, desde un despacho a 10.000 kilómetros de distancia, quién sabe si para pagar con el sudor de nuestras frentes las vacaciones de sus ejecutivos. Vivir aquí penaliza: Hoy, un gallego que quiera viajar en coche de Vigo a Ferrol tiene que sumar 17,60 euros al precio del combustible. Mañana, los fondos de inversión dirán, porque se ve que los representantes públicos, en momentos así, optan por decir muy poco y hacer menos. Desde luego, si algo traerá el «peajexit» no será descuentos. La independencia de la AP-9 no es buena para Galicia. Para lo poco que, a golpe de talonario y de indiferencia política, va quedando de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

El «peajexit»