Los caucus de Beiras


El fin justifica los medios, Maquiavelo dixit. Beiras, ayer, lo siguió al dedillo. Atacó como siempre (al PP) y fue suspendido de sueldo como casi nunca. Pero esta vez el fin no era el PP. El PP era solo el medio. El fin justifica los medios. Desintegrada AGE en el Parlamento, Beiras lanzó un aviso a los suyos en unos días en que quizás habría que entrecomillar el término «los suyos». Un aviso a Martiño Noriega, que se descarta todos los días de la carrera a la Xunta (o sea, que se muere por ser cabeza de cartel). Un aviso a Yolanda Díaz, que afea su plan de partido único: muerde la mano que le dio de comer. La de O Beiras, nada menos. Un aviso a Podemos y su vida disoluta, o en disolución. Beiras salió ayer al tendido del Parlamento hecho un basilisco para contarle al mundo que sigue on the road. La cosa no iba en realidad del PP y sus políticas que matan gente, etcétera, etcétera. El hombre que plagió a Krushev y su zapato y se ganó a pulso y puño una página de la historia del Parlamento quería proclamar que la derrota del PP es «inexorable, con Beiras ou sen Beiras». Como ven, sin protagonismos, lo que importa es «la gente». Como en el año 85. Y en el año 89. Y en el 93. Y en el 97. Y en el 2001. Y en el 2012. «Con Beiras ou sen Beiras». También en este 2016. Con Beiras o sin Beiras. O sea, que Beiras dio ayer por inaugurados oficialmente sus caucus. Para él, y para sus insultos, Núñez (Feijoo) era ayer lo de menos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos

Los caucus de Beiras