Dos políticos de talla


A más de un socialista le habrá sabido a cuerno quemado que el exregidor coruñés y embajador de España, Francisco Vázquez, presentara al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en un desayuno informativo acontecido en Santiago. Y no lo entiendo. Son dos personas de indudable talla, que desean por encima de todo la unidad de España, y que en estos momentos de convulsión política no han visto el más mínimo problema en que uno de ellos presentase al otro utilizando una costumbre nada inusual en la transición. Ambos son contrarios, como la práctica totalidad de militantes y simpatizantes del PP y del PSOE, al desafío chulesco e independentista, por lo cual se aprovechó este evento para que Vázquez pusiese encima de la mesa un pacto PP-PSOE destinado a «blindar así el respeto a la ley, la defensa de la Constitución y la garantía de los españoles vivan donde vivan». Las posturas ideológicas entre populares y socialistas están mucho más próximas que la de estos últimos con los partidos emergentes de la izquierda radical, por lo que debiera tomar nota Pedro Sánchez, de cara a la próximas elecciones generales, de que el interés general de España debe primar sobre sus pretensiones de ser, al precio que sea, el próximo inquilino de la Moncloa. Si necesitaba un ejemplo, Vázquez y Feijoo se lo han puesto a huevo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
71 votos

Dos políticos de talla