El gorila

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa FARRAPOS DE GAITA

OPINIÓN

18 jul 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Al final, la desventura del socavón griego se ha convertido (como todo) en un reparto de sopapos ideológicos, que es para lo que sirven a fin de cuentas las tertulias televisivas: para que los dos bandos, garrote en ristre, se sacudan hasta la extenuación, pero sin la épica que tienen los combates de verdad, como el de El hombre tranquilo, donde los guantazos conducen irremediablemente a la amistad.

Los más ingenuos, para tratar de zanjar este tira y afloja eterno, sacan del bolsillo a su estadounidense con Nobel de Economía, creyendo que nadie replicará a Paul Krugman o Joseph Stiglitz, que serían algo así como los cascos azules de la ONU en misión de paz entre los peleones europeos.

El problema es que siempre nos equivocamos de yanqui, porque quien supo ver lo que nos venía encima fue Paul Samuelson, que cuando le interrogaron hace años sobre la creación del euro lo tuvo claro: