Figurones


El esperpento de la salida de Iker Casillas del Real Madrid es una muestra, una más, de las nefastas consecuencias de la mala gestión de algunos presidentes de clubes de fútbol. Ensoberbecidos y megalómanos, convertidos en figurones, manejan a su antojo dineros ajenos sin más afán que aprovecharse del cargo. Afortunadamente, los principales clubes gallegos están hoy en manos más sensatas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Figurones