Una mirada implacable al terror

César Casal González
César Casal CORAZONADAS

OPINIÓN

01 feb 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Con el aliento helado del terrorismo no se juega. Haruki Murakami, el escritor que siempre lidera las quinielas del premio Nobel, dejó la literatura a un lado para escribir un libro de puro periodismo. Ya está en España en la segunda edición. Y demostró que no hay mirada más impecable e implacable que la de un buen periodista. El libro se titula Underground. Su método es de profesional de toda la vida en una redacción. Murakami hizo decenas de entrevistas con las víctimas del atentado con gas sarín en el año 95 en el metro de Tokio. Víctimas, familias de las víctimas. Y, como contrapunto, miembros y ex miembros de la secta que lideró la salvaje acción terrorista. Murakami les interroga y les deja hablar. Y transcribe sus palabras convirtiendo el libro en un manual de periodistas. Son ellos, víctimas y verdugos, con esas voces corales, los que reconstruyen aquella mañana de lunes de primavera en la que el metro (underground) se convirtió en un infierno. En muchas líneas del transporte urbano empezó una pesadilla. Cinco hombres clavaron la punta de sus paraguas en unos paquetes de plástico que contenían un líquido extraño: el sarín que convirtió el subsuelo en ese submundo cruel. ¿Qué les motivó? ¿Cuánto daño hicieron? ¿Cómo reaccionó la gente? ¿Como recibe alguien la llamada de que un ser querido esta en un hospital o que ni siquiera está vivo? Todo queda retratado por la fiel transcripción que hace Murakami. Unas páginas muy distintas y distantes de sus famosos trabajos de ficción, como Tokio Blues o Sputnik, mi amor, pero una labor que él creía que le debía a su país y a sus ciudadanos. Un intento de entender lo imposible: el terror.