¿Cómo llegamos a esto? ¿Cómo salimos de aquí?

Roberto Blanco Valdés
Roberto L. Blanco Valdés EL OJO PÚBLICO

OPINIÓN

26 oct 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

«Esto» es la profunda crisis institucional que vive España, donde millones de personas están hartas de los políticos, de los partidos y de la forma en que ambos nos gobiernan. ¿Por qué? Sobre todo porque, por motivos que están en la mente de todos, se ha roto la confianza en la alternancia, ese motor, bien cebado por el PSOE y el PP, que hacía que el sistema funcionara. La mayoría confiaba en lo que ahora muchos han dejado de creer: que cuando España iba mal la culpa era del Gobierno, de tal modo que bastaba con cambiarlo para que las cosas mejoraran.

La crisis de esa fe en la alternancia nos ha conducido a donde estamos. Pero el hecho, que confirman las encuestas, de que tal desconfianza no sea aún mayoritaria, abre una puerta a la esperanza, que se cerrará por muchos años si no se toman urgentemente las medidas para acabar con una nauseabunda realidad.

Así, y como en otras ocasiones a lo largo de la historia, podría ser la crisis la que sentase las bases para la renovación de la política y no para su definitivo hundimiento. Pues la crisis se traducirá muy probablemente en que, tras las elecciones generales de dentro de poco más de un año, ni el PP ni el PSOE podrán gobernar sin contar el uno con el otro.